El Arte de Invertir en Arte

La mayoría de las personas que quieren empezar a coleccionar Arte, sienten que adquirir obra requiere de gran conocimiento, inversiones demasiado grandes o conexiones en círculos a los que no pueden acceder. Pero realmente es mucho más sencillo y como aquí lo decimos aquí: es un arte. 

La primera vez, como en todo, siempre es la que más cuesta. ¿En qué debo invertir? ¿Por qué? ¿Realmente valdrá la pena? Son las primeras dudas que probablemente vengan a tu mente cuando te planteas realizar tu primera inversión. La primera vez que compré una obra tenía 16 años, visité Buenos Aires con mis padres y en la casa de un conocido me enamoré de una pieza de una artista argentina que tenía colgada en su pared. Cuando la pintura me llamó tanto la atención, empecé a buscar más información sobre la artista y tuve la oportunidad de hablar más con ella a través de sus redes sociales y conocer sobre su historia y su mundo.

Ahí empezó mi amor por el arte latinoamericano. A continuación te dejo algunos tips que a mí me ayudaron y te pueden dar una guía para iniciar tu colección.

Artista: Lula Mari
Artista: Lula Mari

1. El arte tiene que provocar algo

Una emoción, cualquiera que sea. La pieza cumplió su misión si te provocó algo, incluso puede ser un sentimiento negativo, que con el tiempo puede ir cambiando. Piensa en la primera impresión, aunque las piezas, como los buenos vinos, irán evolucionando, el cómo las ves y el cómo te ves tú con ellas.

2. Conoce al artista y su proyección

Si te es posible, conoce al artista cuál es su trayectoria y experiencia, así como su proyección. El valor de las piezas lo determinan varios elementos como: experiencia, preparación, exhibiciones, trayectoria, entre otras cosas. Es por eso que es importante conocer al artista, poder saber más sobre su proyecto de vida y así descubrir si quieres apoyar su carrera e invertir en su arte. 

Conocer su trayectoria te ayudará a saber sobre su proyección. Entre más tiempo tenga el artista trabajando en su carrera, mayor valor tendrá su obra y te puede asegurar que la misma seguirá creciendo, por lo que el valor de tu inversión también.

3. Descubre y pregunta

Los beneficios que tienen las redes sociales o los portales de inversión es que te permiten entrar en contacto directo con el artista. No tengas miedo de preguntar, haz las consultas necesarias hasta que puedas comprender la pieza o la obra.

4. Entre más inviertes, más valor adquiere tu inversión

La magia de invertir en arte es esta, entre más confías en el artista y compras, más valor adquiere tu inversión. Por lo que al consumir sus piezas, ayudarás al artista a que continúe trabajando, aumente su producción, a tener mayores alcances y a que su carrera llegue más lejos.

¿Estás listo para invertir en arte?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn